Home

Tomemos el caso de Cary Grant: un hombre maduro, encantador, lo que podríamos denominar sin miedo a equivocarnos “todo un clásico”. Un artista que en el fondo sólo tenía que preocuparse por hacer lo que todos esperaban de él (es decir, de Cary Grant), porque era tan bueno en lo suyo que nadie querría en realidad otra cosa. Su retrato es el de un hombre intelectual y distinguido, dotado de un agudo sentido del humor, terriblemente sofisticado, y además afortunado poseedor de una sonrisa capaz de rendir el mundo a sus pies. Pero también un hombre capaz de cubrir su rostro con una máscara y jugarse la vida encaramado a los tejados vestido de negro para demostrar su excelencia. O al menos, esto útimo es lo que hacía en la genial “Atrapa A Un Ladrón”.

Fijémonos ahora en Paddy McAloon: un hombre maduro, encantador, lo que podríamos denominar sin miedo a equivocarnos “todo un clásico”. Un artista que en el fondo sólo tiene que preocuparse por hacer lo que todos esperan de él (es decir, de Paddy McAloon), porque es tan bueno en lo suyo que nadie querría en realidad otra cosa. Su retrato es el de un hombre intelectual y distinguido, dotado de un agudo sentido del humor, terriblemente sofisticado, y además afortunado poseedor de una sonrisa capaz de rendir el mundo a sus pies. Pero también un hombre capaz de cubrir su rostro con una máscara y jugarse la vida encaramado a los tejados vestido de negro para demostrar su excelencia. O al menos, esto útimo es lo que hace en la genial “The Best Jewel Thief In The World“.

* * * * *

Veamos lo que dice el bueno de McAloon a propósito de la publicación del soberbio “Crimson / Red” con que nos ha obsequiado este año:

“Firmé un contrato hace unos años con Icebreaker, el grupo de inversores que financiaron “Let’s Change the World With Music“, y aún les debía un disco, sólo que me olvidé del plazo… ¡Se me pasó! Estaba trabajando en otro disco para ellos y me dí cuenta de que no podría terminarlo en el tiempo establecido. Así que cambié de planes, y el 12 de octubre del año pasado dejé aparcado este proyecto, y me centré en grabar 10 canciones que  pudiera acabar razonablemente bien”

Lo anterior no sólo retrata a la perfección lo entrañable que puede resultar el genio refiriéndose a sus “cancioncillas” (así las llama él, a nosotros sólo nos salvan la vida), sino que de algún modo explica por qué su último álbum renuncia en cierto grado a la excelencia sonora que esmaltaba sus fantásticas produciones de los 80 (un tal Thomas Dolby andaba detrás, no digo más), y se centra en la labor artesanal de un compositor de canciones capaz de alcanzar la perfección. Bueno, eso y tal vez también sus problemas de salud: recordad que estamos hablando de una persona que en los últimos años ha sido intervenido dos veces de cataratas por un trastorno progresivo de la retina que le impide la visión, y que además ha sido diagnosticado de Síndrome de Ménière (un trastorno del oído interno de origen desconocido que se caracteriza por episodios de vértigo -ahí se parece más a James Stewart que a Cary Grant-, pérdida del equilibrio, zumbidos, náuseas y, esto es lo peor para un músico como él, sordera.

Crimson / Red” es importante. En realidad, es algo tan importante como el primer álbum con material original del de Durham desde 2001, si tenemos en cuenta que “Let’s Change The World With Music” contenía unas maquetas posteriores a “Jordan: The Comeback“, convenientemente remasterizadas. En esas 10 canciones encontramos los habituales signos de genialidad de su autor -todo lo que cabe esperar de un disco de Prefab Sprout- aunque en esta ocasión McAloon no ha contado con más ayuda (los pocos miembros de la banda que quedaban ahora están a otras cosas) que la de Calum Malcolm en la masterización.

En fin, aunque soy plenamente consciente de que (de momento) me voy a quedar con las ganas de escribir sobre “The Old Magician“, vamos con la creo que es la mejor canción del disco, la vertiginosa (no estoy hablando de BPM) y autoreferrencial “The Best Jewel Thief In The World“:

Este tema es, aparentemente, una canción con trama: un juego hicthcockiano plagado de personajes, giros, máscaras y tejados, amor y enredo. Es la historia del mejor ladrón de joyas del mundo, pero rascando en la superficie, descubrimos que debajo hay  todo un juego de espejos sobre el misterioso oficio de crear canciones: no en vano, su autor reconocía que el punto de partida fue el shock que le supuso descubrir que un asombroso contador de historias como Bob Dylan contaba con Jacques Levy como co-autor de las letras de algunos de sus temas. Es la canción que mejor explica por qué todos los actores querrían ser como Cary Grant;  y por qué todos los músicos deberían querer ser como Paddy McAloon. Tan bueno ahora como hace 30 años, el Rey del Rock’n’Roll nos vuelve a demostrar lo aparentemente sencillo que debería ser hacer una canción de pop universal, mientras los demás, tal y como dice el propio tema, sólo podemos conformarnos con mirar cómo crece su leyenda.

“Masked and dressed in black
You scramble over rooftops
Carrying a bag – bag marked swag
You’re the best jewel thief in the world

Vigilance is lax
Security complacent
Adjacent to the gem, a diadem of pearl
Is the best jewel thief in the world

Watch your legend grow
The rooftops are for dreamers
You strike and then return Lucerne–Heathrow
The best jewel thief in the world

Down below, down below
What do any of those losers know?
Down below, down below
What do any of those assholes know?

Even so, even so,
Be a Buddhist boy and let it go
Even so, even so,
Be a Catholic boy and let it go

You’re the best jewel thief in the world

Sirens moan and drone and groan
But Interpol can’t catch you
The cameras always show a screen of snow
Ergo, you’re the best jewel thief in the world

Down below, down below
What do any of those losers know?
Down below, down below
What do any of those assholes know?

Even so, even so,
Be a Buddhist boy and let it go
Even so, even so,
Be a Catholic boy and let it go

You’re the best jewel thief in the world

Nimble as a cat
They hope your luck deserts you
They’re sharpening their knives, but you’ve nine lives
You’re the best jewel thief in the world

Watch your legend grow
Watch your legend grow
Watch your legend grow
You’re the best jewel thief in the world.

Anuncios

3 pensamientos en “The Best Jewel Thief In The World – Prefab Sprout

  1. …the rooftops are for dreamers…

    Watch your legend grow…..

    Qué discazo madre. Qué fácil parece. Echo de menos los coros de Wendy Smith y esa exquisitez en la producción pero en cambio se escuchan las canciones como ideas.

    Hacia mucho, mucho que no escuchaba tantas veces seguidas un disco entero.

    ..hobo jive on overdrive

    Your energy is vast

  2. Pues yo tengo que reconocer que a mí me entró algo mejor “Let´s Change The World With Music”, pero este desde luego es un disco que gana con cada escucha: y esta canción, en particular, una maravilla que engrosaría sin problemas el top de mejores canciones de los Prefab Sprout.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s