Home

Tengo una teoría, y me vais a permitir que la exponga, porque creo que es importante: en alguna parte, quizás el sótano de una casa abandonada o un sitio tétrico del estilo, tienen, amordazado y maniatado (probablemente drogado para que no intente escapar) al pobre George Lewis Jr. Al VERDADERO George Lewis Jr, quiero decir: el de ahora es claramente un impostor con el que los responsables de la desaparición del cantante de origen dominicano tratan de engañarnos. Pero en 2015, el intento de darnos el cambiazo no cuela. Ya no.

Empecé a sospechar en 2012, a raíz de la publicación de “Confess“: el batacazo que se dieron mis aspiraciones contra aquel decepcionante segundo disco fue de aúpa, pero en aquel momento mi mente no fue capaz de ir mucho más allá del disgusto, y me conformé con escribir  poco después (cuando este blog comenzaba a dar sus primeros pasos) una amarga carta de reproche al que consideraba responsable del desastre, expresándole lo dolido que me había sentido por lo que entonces viví como un golpe bajo. Claro, ni se me pasó por la cabeza una idea tan retorcida como la que ahora me atormenta: el autor del soberbio “Forget“, uno de los mejores discos de este último lustro para el que esto escribe, está retenido contra su voluntad en alguna parte, mientras un suplente tramposo se oculta bajo un bigote igual de magnífico que el original, para servirnos indigestas raciones de pop ampuloso.

En esto que llega 2015, y se publica el que es tercer disco en la (supuesta) discografía de Twin Shadow. Los presagios no podían ser peores (me refiero, evidentemente, a la balada “To The Top” con que en abril del año pasado se anticipaba el álbum: en algún lugar terrible entre las bandas sonoras de “Top Gun” y “El Rey León”), y desgraciadamente los pronósticos se han quedado muy cortos. Que conste que lo he intentado, pero la pretensión de (Lewis dixit) querer sonar “menos elitista” se queda en vergonzante asalto a la radiofórmula de décadas pasadas:  para escuchar esa clase de himnos tan grandilocuentes como poco nutritivos ya teníamos la posibilidad de sintonizar M80, oiga. Y para sacar oro de esos sonidos sintéticos a medio camino entre lo sexy y lo hortera, ya tenemos a Dev Hynes, haciendo maravillas y sin necesidad de ponerse tan tremendamente É-P-I-C-O.

Me fastidia, por tanto, no tener buenas noticias, pero el “Eclipse” de George Lewis en 2015, es, desde luego,  un eclipse total. Si hasta la foto de la portada me pone de los nervios, por Dios: ahí está (supuestamente, pero ya os digo yo que no es él) George, con los brazos en alto, dejando que los flecos de su cazadora hortera se proyecten como los rayos de un astro monstruosamente eclipsado por su ego y su ambición. Con una pose y un sonido que grita a los cuatro vientos que ahora publica con Warner y quiere ser grande. Más grande. No, más aún.

Llegado a este punto, no me queda otra que rendirme a la evidencia: es materialmente imposible que el firmante de los sonrojantes coros (It’s alright, It’s alright!)  de “I’m Ready” (el título ya me parece de vergüenza ajena) sea el mismo tipo que nos hechizó con una elegante revisitación de los ochenta en la que cabían desde Moz hasta Bowie. Lo de ahora suena a cosas que no me gustan ni la mitad, cuando no hace descalabrar buenas ideas (véase “Old Love / New Love“) por la resbaladiza pista de un estribillo made in Avicii: directa al infierno. El genio que nos dejó con la boca abierta en 2010, con aquella secuencia inapelable de canciones, no puede ser el autor de una maniobra tan ramplona: lo tienen en alguna parte, estoy seguro. Retenido. Esperando a ser liberado para volver a deslumbrarnos con temas tan exquisitos como “When We’re Dancing“.

Así que si, por favor, alguien tiene alguna pista que pueda ayudar a dar con el paradero de George, que contacte con la policía de Brooklyn cuanto antes.  El teléfono para los avisos es el 216.749.1234, aunque en caso de emergencia el número que hay que marcar es el 911: dejo a conveniencia del buen ciudadano, el juzgar si la situación de Lewis es una cuestión de emergencia o no. Todos, estoy completamente convencido de esto, le quedaremos eternamente agradecidos.

2 pensamientos en “When We’re Dancing – Twin Shadow

  1. Qué pena el amigo George….. Las vueltas que le di yo a Forget! Visto lo visto, ya no sé cuánto hay de George Lewis y cuánto de Chris Taylor en Slow o Castles in The Snow. En fin….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s