Home

Nada tan sencillo y provechoso como seguir en twitter a las personas adecuadas. De forma rápida y completamente desinteresada, uno tiene acceso a música maravillosa en la que seguramente ni habría reparado sino hubiera sido por el aval que le otorgan sus benditos prescriptores. Y con el paso de los años, claro, uno va puliendo la selección de personas que pueblan su timeline, y la (ojo al femenino del artículo, si llego a poner «el» me vuelve a caer una bronca de mi señor padre) ratio de acierto se dispara.

El descubrimiento del maravilloso disco que han publicado The Parson Red Heads en 2020 se lo debo al infalible Josemi (¿a qué estáis esperando para seguir esa cuenta, insensatos?), una mina en esto de sacar a la luz joyas escondidas, y ojo que aunque los de Portland -ahora un sexteto- son recién llegados a esta bitácora, con este «Lifetime Of Comedy» se plantan ya en su quinto disco.

La fórmula es tan bonita que uno sólo puede estropearla con las palabras: como unos Jayhwawks aún más escorados hacia el psych-pop, el grupo perdió en 2017 a su vocalista y miembro fundador Sam Fowles, pero lejos de arrugarse han publicado uno de los largos más deliciosos que han pasado en este año raro por por estos oídos, una dulcísima amalgama de americana cósmica y folk-rock bajo el sol. Difícil, muy difícil escoger entre las muchas razones con las que convencer a los más escépticos: desde la infalibilidad del primer sencillo («All I Wanted«, qué cosa más bonita) con que se avanzó la publicación del álbum, pasando por las irresistibles melodías (Stuart Murdoch mataría porque se le hubieran ocurrido a él las de la pista titular o la de «I Never Would Have Changed«), o una «Turn Around» que pide a gritos una adaptación a nuestro idioma a cargo del Grupo De Expertos Solynieve (Y si Manu Ferrón y los suyos andan muy liados, se lo pedimos a Los Nuevos Hobbies, que seguro que también lo hacían fetén). Me dejo llevar por el encaprichamiento y enlazo abajo con la magia incontestable de esta ligerísima y cambiante (depende de cómo le dé la luz en el momento de la escucha, parece una cosa u otra) «Fall & Be Found» que me tiene fascinado. Lo dicho, un disco maravilloso e inagotable en detalles.

Y encima por acá les publica el sello zaragozano You Are The Cosmos, de modo que sale mucho más a cuenta hacerle a ellos el pedido que tener que pedirlo importado desde los EEUU: ¡bien por ellos!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.