Home

El próximo 13 de mayo se publicará en formato digital, “Beneath The Hill I Smell The Sea“, el tercer album en la discografía de Tobias Isaksson como Azure Blue. Supongo que, tratándose de la primera entrada que dedicamos por aquí al sueco, lo suyo sería presentar un poco al personaje, sobre todo si hacerlo puede servir para que alguno se anime a descubrir esa joya escondida llamada “Rule Of Thirds“.

Ahí van algunos datos, de forma bastante escueta: Tobias Isaksson es un ex-componente de aquel grupo sueco llamado Irene (los de “Stardust”, sí), enamorado del sonido del pop sintético de los 80, y dotado -ya lo veréis- de una enorme facilidad para disfrazar la melancolía shoegaze con melodías de azúcar. Nada que no hubiéramos podido degustar ya en antecesores ilustres como OMD o Pet Shop Boys, pero hay que reconocer que muchos son los que se encuentran bajo la influencia de esas legendarias bandas, y no tantos (me viene la cabeza el soberbio “Pet Grief” de The Radio Dept: ese sí) los que obtienen resultados más allá de los meros ejercicios de estilo. El sonido de Azure Blue no es por tanto, demasiado innovador: más bien al contrario, aquejado de un cierto peterpanismo, se recrea en los lugares comunes de nuestro pasado alrededor de los cuales hemos ido erigiendo una cierta mitología. Como ocurre con “Un Soplo En El Corazón” de Family, la propia naturaleza de esas irresistibles canciones reside en su capacidad para la evocación nostálgica, de algo que muchos (probablemente) ni siquiera estamos seguros de haber vivido.

Tres años después de aquel disco (me estoy saltando de forma consciente un segundo disco en 2013, “Beyond The Dreams There’s Infinite Doubt“, quizás no tan redondo como el debut), he aquí que ya puede escucharse a través de la cuenta de soundcloud del sello Hybris -responsables primeros de la edición del álbum-  el segundo sencillo de este próximo disco. El primero se titulaba “Tragedy & Changes“: no estaba mal, pero le faltaba algo de punch. Escuchando este nuevo adelanto, yo diría que el sueco ha afinado la puntería, aunque resulta bastante difícil no mentar a New Order: las canciones de Azure Blue nunca han escondido la deuda que mantienen con la inagotable fuente de Tennant y Lowe, pero diría que en “Every Ending Story” la principal influencia (más que evidente) es la de los mancunianos. Sabedor de que una buena línea de guitarra puede aportar, y mucho, a esos himnos de tristeza dominical creados con sintetizadores, Isaksson da a los enamorados del eterno pop de dormitorio adolescente un motivo más que suficiente para mantener bien altas las expectactivas de cara a ese tercer largo. Además, el sencillo viene con propina: la pista se acompaña de “Baby You Are A Star” (según la nota de prensa, en un lugar cercano a las colaboraciones de Charlotte Gainsbourg con los franceses Air), y tres remezclas del tema titular, en absoluto despreciables.

You gave it all to me but I lost it again
It was a dream in a dream and the dawn of our downfall.
The Milky Way son got a moon full of dust.
And The satellite child got a room full of deep space

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s