Home

6 canciones, 6 trayectos de un verano perfecto (4/6)

Jávea-Pamplona, final de julio de 2022: Vuelta a casa, terminan las vacaciones familiares como tal. He visto a mi madre bien, contenta en ese sitio que parece haberse contagiado de todas sus cualidades al tiempo que le hace feliz, en un fascinante ejercicio de simbiosis entre una casa y su propietario. También he estado con mi hermano D. y a su novia A: resulta raro saber que en unos días se convertirá en su esposa sin que, cosas que tiene la vida, ninguno de nosotros pueda estar presente. D. se ha empeñado en cederme parte de su colección de CD’s, en un intento de desprenderse de lastres que complican cada traslado en su ya demasiado complicada vida; acepto pero insisto en compensarle aunque sea de forma simbólica, sabiendo además que en este momento cualquier ayuda les vendrá bien. Pasamos unos buenos días, estuvo bien: veo a mi madre contenta haciendo lo mismo que hacía su madre, cuando aquella tenía la edad que la mía tiene ahora, y que no es otra cosa que darse a los demás; mi madre es mi avia. Apenas un pequeño borrón (una discusión en la que estuve demasiado soberbio, y que podría haberse evitado cuidando un poco las formas), y la sensación de que las personas excepcionales son en realidad mucho más comunes y están más cerca de lo que nos empeñamos en reconocer: presbicias del corazón.

3 pensamientos en “Ay Mamá – Rigoberta Bandini

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.