Home

Ahí va una historia formidable, de esas que anidan en los márgenes del pop y el día que las conoces te explotan la cabeza: la del disco «Mother Earth’s Plantasia» publicado en 1976 por el músico canadiense Mort Garson con el objeto de convertirse en el regalo promocional que se entregaba de forma exclusiva a los clientes, a su salida de alguno de los establecimientos de la cadena de tiendas de plantas de interior Mother Earth. (También se regaló en una cadena de tiendas de colchones, qué cosas). Lo curioso es que el disco, inicialmente con una tirada limitadísima, fue objeto de una reedición en 2019 a cargo del sello Sacred Bones, tras el culto ganado con el devenir de los años entre los aficionados a la protoelectrónica: el órgano moog es el auténtico protagonista de esas diez pistas, concebidas -al loro- para ser escuchadas POR LAS PLANTAS para su plena felicidad y desarrollo. Los títulos no se quedan atrás, tenemos «Rhapsody In Green«, tenemos «You Dont Have To Walk a Begonia» y tenemos cosas tan loquísimas y fascinantes como «Concerto For Philodendron And Pothos«.

Ojito con reírse: no sólo porque hay canciones increíbles como la que da título a esta entrada, sino también porque Garson no es ningún mindundi, y además de ser el compositor de este disco de (así se recogía en el libreto) «música terrenal cálida para plantas y para la gente que las ama» es coautor de la famosa «Our Day Will Come«, o el responsable de la música que acompañó la retransmisión de la llegada a la luna del Apolo XI. Además para poner las cosas en contexto convendría recordar que en aquel 1976 todavía estaba muy reciente el impacto del afamado libro «La Vida Secreta De Las Plantas» de Tompkins y Bird, cuyo núcleo se afanaba en acreditar, mediante experimentos -muy cuestionados por la comunidad científica- la conexión sensitiva entre plantas y humanos.

Sea como fuere, mucho más allá de la frikada, están las canciones, y este disco es ni más ni menos que un fabuloso ejercicio de inspiración y variedad (Garson hace un esfuerzo por abrir el abanico de estilos y relacionarlos con las distintas especies vegetales, y así, cuando por ejemplo fija su atención en el Spathiphyllum originario de la América tropical, sus melodías viran hacia latitudes más cálidas). No sólo una curiosidad, diría yo, aunque la mía se ha disparado al conocer que Garson compuso además un disco temático sobre ocultismo titulado «Black Mass«, otro titulado «The Zodiac: Cosmic Sounds» sobre los signos del zodíaco y otro que se llamaba «Music for Sensuous Lovers» y que, como muy bien apuntaba Pitchfork en su revisión de la reedición de 2019, hubiera sido un regalo mucho más acertado para las tiendas aquellas de colchones…

4 pensamientos en “Plantasia – Mort Garson

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.