Home

…y terminamos el día con más música increíble hecha por mujeres, aunque en este caso (¡menos mal!) nos sacudimos de encima la dichosa etiqueta “ochentera” y nos sumergimos en patrones rítmicos ciertamente retro, pero más cercanos en espíritu al cosmic disco o el kraut de los setenta.

El caso es que no tenía yo muy localizada a Jane Weaver, y eso que la británica ya anda por el sexto disco en solitario (y no hago siquiera referencia a los que lanzó formando parte de grupos como Kill Laura o Misty Dixon), pero tiene pinta de que esta hipnótica “Slow Motion” va a cambiarlo todo. Gran parte de la crítica ya se anima a definir “Modern Kosmology” -así se llama el disco que acaba de publicar en este 2017 con Fire Records- como un paso adelante respecto a la que hasta ahora era señalada como su mejor obra (“The Silver Globe“, 2014) y desde luego, a juzgar por lo que puede escucharse en la bri-llan-tí-si-ma pieza que protagoniza esta entrada, es más que probable que estén en lo cierto: una de las canciones que más me ha obsesionado en este casi medio año que llevamos gastado, por decirlo directamente.

Las composiciones de Weaver tienen además un punto experimental que elude las clasificaciones perezosas y las comparaciones fáciles: en sus canciones conviven los sintetizadores de Wendy Carlos, las obsesivas espirales sonoras de Stereolab y la experimentación rítmica de Can, el ambient y hasta cierta inspiración folk (probad si no con la lisérgica  “Did You See Butterflies?”  o la pista titular, y coincidiréis conmigo que Trish Keenan hubiera dado su aprobación). Sé que parece mentira, y sin embargo es así: los sintetizadores analógicos conviven con pasmosa naturalidad con la antigua y flotante voz de Weaver, dando pleno sentido a la requetesobada etiqueta de “retrofuturista”. Así, resulta terriblemente elocuente la afirmación que la misma artista realizaba en la entrevista que concedía al medio español Mondosonoro en mayo de este año:

el tema de las etiquetas para definir lo que hago no es algo que me preocupe. Son importantes para la gente, sobre todo si se dirigen a una tienda de discos. Tomo cosas prestadas del pasado para proyectarlas al futuro, sí se puede decir así. Si un arpegio de guitarra de una banda sonora de una película de 1972 me gusta, por ejemplo, intentaré emularlo, aunque sea parte del pasado, y todavía puedes utilizar equipos distintos para hacer que suene de forma distinta“.

Pues me parece que está claro ¿o quizás todo lo contrario? Viejo pero nuevo, experimental pero pop, accesible cuando quiere (como en esta irresistible “Slow Motion“) pero también guardián celoso de conocimientos arcanos que apenas llegamos a intuir, el disco de Jane Weaver es una exploración maravillosa por los márgenes del pasado justo antes de propulsarlos a un futuro lleno de estrellas. Absolutamente recomendable, uno de esos trabajos que -mucho me temo- no serán reconocidos como merece por los medios con más tirón popular.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Slow Motion – Jane Weaver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s