Home

En 1990, yo no tenía ni repajolera idea de lo que era aquello del Madchester y el sonido baggy. Podría haberlo conocido, por supuesto que sí: 14 años sólo se tienen una vez en la vida, pero tampoco voy a adornar mi adolescencia para hacer que se parezca a algo mucho más interesante de lo que en en realidad fue, y mentiría si dijera que andaba muy metido en lo de los Stone Roses y compañía; bastante tenía con intentar que alguna chica se atreviera a ir un poco más allá del odioso “eres tan supermajo y tan especial que te voy a contar que el que me gusta es ese garrulo que anda comiéndose los morros con todo quisqui”. Pero oigan, a lo que iba: cómo me gustaba esta canción de EMF, de título “Unbelievable“. Y no sólo a mí: menudo exitazo tuvieron los británicos con un himno que puso a bailar a todo el planeta, alcanzando incluso el nº 1 en el Billboard Hot 100 estadounidense, y que sin embargo se convertiría en el único tema por el que serán recordados.

En aquellos años locos en los que la MTV aún era una forma de descubrir buenas canciones -y no un vertedero, como ahora- irrumpieron como un elefante en una cacharrería estos EMF (la leyenda dice que se trata de una abreviatura de “Epsom Mad Funkers”, un nombre derivado de un club de fans de la banda New Order) comandados por Ian Dench, al que por lo visto se le ocurrió la melodía de este que sería su gran éxito después de una noche de juerga en compañía del tecladista Derry Brownson. Se nota: la canción destila buen rollo, pese a la letra, y su ritmo elástico es el perfecto acompañamiento para practicar el headbanging bajo el efecto de los efluvios alcohólicos. Pura energía en aquellos años en los que saltaban por los aires las fronteras entre el rock, el hip hop y la música de baile, y que de forma inmisericorde asaltó por igual walkmans adolescentes, radios comerciales y pistas de baile.

El problema, si es que en sí puede considerarse un problema, es que ni una sola de las restantes pistas contenidas en “Schubert Dip” (¿soy el único que ve paralelismos entre la portada de este disco de EMF y el “Screamadelica” de Primal Scream?) pudo siquiera hacer sombra al pepinazo de “Unbelievable“, y el grupo no solo se vía literalmente obligado a repetir el tema varias veces durante sus conciertos, sino que quedaría condenando a arrastrar para siempre la odiosa etiqueta de one-hit-wonder. El propio Dench se confesaba harto de la cancioncita de marras, pero la reacción de los asistentes a sus directos dejaba poco lugar a dudas: la mayoría de ellos había pagado para sentir en persona el torrente de energía y buenas vibraciones de aquella popularísima canción, que llegaría incluso a conocer una versión del mismísmo Tom Jones.

No obstante, sería algo injusto decir que aquella era la única pista aprovechable de su debut. “I Believe” o “Children” tenían un rollo dance-rock muy chulo en el que colisionaban los característicos patrones baggy, pianos house y hasta algunos apuntes de techno. Claro, el tiempo no pasa en vano y ahora todos estos ritmos supuestamente frenéticos y esas pintas de presuntos macarras nos suenan como el intento fallido de una boyband por no parecer unos niñatos, pero oigan, en su día esto funcionaba, y el tema incluso  tuvo una cierta repercusión  en el Reino Unido. “Travelling Not Running” , en su mezcla de recitados y ritmos sintéticos, podría haber sido una buena cara-B de Pet Shop Boys. Por último, “Lies” quizá era la que mejor emparentaba con el sonido bombástico  de “Unbelievable“, por lo que no ha de extrañar que fuera una de las canciones que contó con mejor acogida entre el público, aunque tampoco habría que descartar que a su fama contribuyera la polémica inclusión de un recitado de Mark David Chapman (asesino de John Lennon) que gustó tan poco a su viuda, que esta presionó hasta conseguir que fuera eliminada en las ediciones siguientes del disco.

EMF tuvieron un par de discos más en el mercado (NO, yo tampoco los he escuchado), pero ninguno alcanzaría el reconocimiento masivo de su debut, y ojo que por lo que he leído por ahí el segundo álbum (“Stigma“) no debía estar mal del todo, y hasta creo recordar que “Getting Through” tuvo unas cuantas escuchas por casa…  Pero, las cosas como son: en septiembre de ese mismo 1991 que había propulsado a EMF a la estratosfera, unos tipos greñudos de Seattle vomitaron su angustia en la MTV, y el mundo entero ya no pudo ser el mismo: la fiesta de los ácidos y el buen rollo, definitivamente, se había terminado, y el teen angst se abría paso ahora envuelto en guitarrazos, mugre y camisas de franela.

You burden me with your questions
You have me tell no lies
You’re always asking what it’s all about
Don’t listen to my replies
You say to me I don’t talk enough
But when I do I’m a fool
These times I’ve spent, I’ve realized
To shoot through and leave you

The things you say
Your purple prose just gives you away
The things you say
You’re unbelievable

You burden me with your problems
By telling me more than mine
I’m always so concerned
With the way you say
You’ve always at stop to think of us
Being what is not that I ever know
But this time I realise
To shoot through and leave you

The things you say
Your purple prose just gives you away
The things you say
You’re unbelievable

Seemingly last don’t mean can ask us
Pushing down the relative bringing out your higher self
Think of the fine times pushing down the better few
Instead of bringing out the clues to what the world
Everything you asked to
Brace yourself with the grace of ease
I know this world ain’t what it seems
It’s unbelievable

You burden me with your questions
You have me tell no lies
You’re always asking what it’s all about
But don’t listen to my replies
You say to me I don’t talk enough
But when I do I’m a fool
These times I’ve spent, I’ve realized
I’m going to shoot through and leave you

The things you say
Your purple prose just gives you away
The things you say
Is what I love you more

The things you say
Your purple prose just gives you away
The things you say
You’re unbelievable

You’re so unbelievable
You’re unbelievable
It’s unbelievable
You’re unbelievable

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s