Home

Cambio de tercio, que llevamos ya varias entradas seguidas sobre canciones publicadas en este año, y eso no me gusta demasiado: bendita libertad, la de poder dedicar el tiempo y unas cuantas palabras (a veces 400, a veces 2.000; ya sabéis..) a viejas canciones sobre las que nadie, seguramente, andará escribiendo ahora mismo.

La excusa para volver atrás en el tiempo nos la da hoy este hit de Kirsty MacColl, conocídisimo en su momento en el Reino Unido, y quizá no tan reconocido hoy en día por las generaciones más jóvenes. Vale, rendirle el pertinente tributo desde estas páginas tan poco transitadas ayudará más bien poco a que sea reivindicada como merece, pero hacerlo es una simple cuestión de justicia. A fin de cuentas, a lo que este blog aspira es a dar la mayor difusión posible a canciones que importan, de esas que son capaces de extender su influencia mucho más allá del canal auditivo, y provocar así inevitables espasmos del sistema locomotor, imprevistas sístoles y diástoles, y (vamos a dejarlo ahí) un placentero suministro extra de endorfinas.

Tampoco es que haya rebuscado demasiado, en realidad: “A New England” es, sin duda alguna, la canción más conocida de una artista que si ha pasado a la historia es -sobre todo- por esta versión del que era un tema original de Bily Bragg (estaba incluido en “Life’s a Riot with Spy Vs Spy”, su debut de 1983), un autor más conocido por la carga política de sus composiciones que como firmante de canciones de amor. Pero “A New England” era -vaya si lo era- una canción de amor, y Kirsty MacColl la hizo aún más grande convirtiéndole además en una irresistible pieza de pop. Vamos por partes.

Nacida en 1959 en Croydon (Reino unido), Kirsty Anna MacColl era la hija del cantante folk y activista político Ewan MacColl, y la bailarina y coreógrafa Jean Newlove, pero creció únicamente junto a su madre y hermano después de que el padre abandonara a la familia para iniciar una relación con la cantante de folk Peggy (todo queda en casa: era la-hermanastra-de-Pete) Seeger. Probablemente todo lo anterior guarde relación con el hecho probado de que MacColl conocía la música de Bragg (un tipo que, a falta de una guitarra con el lema “This machine kills fascists”, contaba con un arsenal de canciones de clara inspiración socialista) y en cambio no estuviera muy interesada en seguir una carrera como cantante folk (hasta el punto de llegar a rechazar -finalmente lo haría- la oferta de The Pogues cuando éstos le ofrecieron colaborar con ellos).

La cuestión es que su carrera musical arranca en 1978, haciendo coros para la banda punk-rock de su novio de entonces. De Drug Addix (así se llamaba el grupete: un sólo sencillo en Discogs) no se acuerda nadie, pero aquello sí que sirvió para que la discográfica Stiff Records repara en ella y le ofreciera un contrato. Claro que por aquel entonces Kirsty no tenía canciones propias: se lo pensó un poco y, al cabo de poco tiempo volvió con la fantástica “They Don´t Know” debajo del brazo.

Primera diana: el sencillo, editado en junio de 1979 suponía un homenaje nada velado a los grupos de chicas producidos por Phil Spector en los 60, y si no dio la campanada fue simple y llanamente porque tuvo la mala fortuna de coincidir con una huelga de las distribuidoras de discos; algo que, pese al éxito en las emisoras de radio, la desterraba de las listas de ventas. (Injusticias de la vida, esta misma canción sí sería un exitazo en la versión posterior de una cantante llamada Tracey Ullman, cuyo debut incluía además una segunda composición cedida por MacColl).

Tras la edición del segundo sencillo (“You Caught Me Out“, 1979), con aún peor distribución, en 1981 ficha por Polydor que es quien publica “Desperate Caracter“, un debut en el que se mezclaban composiciones de Kirsty y versiones de otros artistas, y que a pesar de encontrar una buena recepción por parte de la crítica no consiguió encontrar el favor del público. Pobre chica: aquello supuso quedarse sin contrato, y de hecho (la suerte nunca está del lado de quienes realmente la merecen) no volvería a publicar un disco hasta ocho años después.

Lo he contado así, en plan resumido, cuando lo cierto es que entre una cosa y otra tuvo lugar este que como decía es (hablamos de una persona que cantó con Talking Heads, Simple Minds, The Pogues, The Smiths, Robert Plant , Lemmy o Evan Dando) el mayor éxito en su carrera musical: en 1985, su versión de “A New England” -para la cual Bragg había tenido la cortesía de añadir un par de versos extra- alcanzó el séptimo puesto de las listas británicas, catapultando a Kirsty Maccoll a la fama.

A Bragg le encantó lo que MacColl hizo, ni que decir tiene: en cuanto empiezan a sonar los primeros versos (ese delicioso “I was 21 years when I wrote this song / I’m 22 now, but I won’t be long” prestado, por cierto, de Simon & Garfunkel) resulta obvio que la cantante inglesa se apropió totalmente del tema, llevándolo a su terreno. Uno de esos casos en los que resulta indiscutible que la versión supera al original, y -esto ya es más una opinión personal que un punto de vista generalizado- una de las mejores canciones, así, en general, de la década de los ochenta.

La historia tiene un final muy triste, así que no nos detendremos demasiado en la muerte de Kirsty, acontecida en el año 2000 en circunstancias no del todo claras, tras ser golpeada por una lancha motora. Baste señalar que, desde entonces y como homenaje a la memoria de ese “eslabón perdido entre Sandie Shaw y Lily Allen” (Billy Bragg dixit), el hombre que realmente escribió “A New England” lo interpreta con los dos versos que después añadió para ella.

“I was 21 years when I wrote this song
I’m 22 now but I won’t be for long
People ask me when will I grow up to understand *1
Why the girls I knew at school are already pushing prams

I loved you then as I love you still
Though I put you on a pedestal you put me on the pill *2
I don’t feel bad about letting you go
I just feel sad about letting you know

I don’t want to change the world
I’m not looking for a new England
Are you looking for another girl? *3
I don’t want to change the world
I’m not looking for a new England
Are you looking for another girl?

I loved the words you wrote to me
But that was bloody yesterday
I can’t survive on what you send
Every time you need a friend

I saw two shooting stars last night
I wished on them but they were only satellites
It’s wrong to wish on space hardware
I wish, I wish, I wish you’d care

I don’t want to change the world
I’m not looking for a new England
Are you looking for another girl?
I don’t want to change the world
I’m not looking for a new England
Are you looking for another girl?

My dreams were full of strange ideas *4
My mind was set despite your fears
But other things got in the way
I never asked that boy to stay

Once upon a time at home *4
I sat beside the telephone
Waiting for someone to pull me through
When at last it didn’t ring I knew it wasn’t you

I don’t want to change the world
I’m not looking for a new England
Are you looking for another girl?
I don’t want to change the world
I’m not looking for a new England
Are you looking for another?

I don’t want to change the world
I’m not looking for a new England
Are you looking for another girl?

Looking for another girl?
Looking for another girl?
Looking for another girl?

Girl?
Girl?
Girl?”

*1 En la versión original,  “when will you grow up to be a man, But the girls I knew at school…
*2 En la versión original, “they put you on the pill
*3 En la versión original, “I’m just looking for another girl
*4 Este verso no estaba originalmente en la canción de Bragg, y fue añadido por éste en respuesta a la petición de Kirsty de alargar un poco el tema para poder lanzarlo como single.

6 pensamientos en “A New England – Kirsty MacColl

  1. ¡Qué buena! La estrofa de “I saw two shooting stars last night –
    I wished on them but they were only satellites – It’s wrong to wish on space hardware” es gigantesca.

    • Pues parece ser que justo esta estrofa que comentas es el germen de la canción: Bragg ha debido de comentar en alguna ocasión que se le ocurrió al salir de un pub y ver dos luces moviéndose en el cielo, con pinta de provenir de algún satélite.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s