Home

He aquí una entrada que tenía muchas ganas de publicar, hace tiempo: no sólo por la estupenda canción que la protagoniza, sino por el gustazo que da el dejar que sean sus propios autores quienes la expliquen. Como ya ocurriera una vez  en estas páginas con los fantásticos Butcher Boy, sometemos a los estadounidenses Scissors For Lefty a la difícil tarea de contestar a las larguísimas preguntas del que esto escribe, mientras promocionan su último disco, “Bangs & Lashes“.

 

The Songs We Love:  Una curiosidad, para empezar: ¿Ser una banda constituida por dos parejas de hermanos (una formación muy poco habitual en estas lides) hace que las cosas sean más fáciles o más difíciles a la hora de tomar decisiones?

Peter: A la hora de tomar decisiones, ser familia hace que sea más fácil para los más callados, como James o yo… en lugar de tener “reuniones de grupo” como tales, acabamos por hacer preguntas sobre el grupo después de las conversaciones típicas sobre familia o vacaciones. Con respecto a la parte de los Garza, Bryan es totalmente ambivalente: puede estar sin decir nada, pero dale un empujoncito, y se convierte en una cotorra… y el resto del clan Garza es excepcionalmente gregario.

TSWL:  Ok, ahora más en serio. Cuanto más escucho “Underhanded Romance“, vuestro disco de 2006, más evidente me resulta el hecho de que aquel es un claro ejemplo de disco espléndido, pero publicado a destiempo. En un momento en que el brit-pop era algo de lo que los músicos huían como de la peste, llegasteis vosotros con una colección de canciones que buceaban sin complejos en la música de los 90. ¿Erais plenamente conscientes de este “retraso”, o simplemente os limitasteis a grabar las canciones que os apetecía hacer en aquel momento, ajenos a las modas?

James: Buena pregunta.. lamentablemente, nunca se nos ha dado bien lo de  apuntarnos a las tendencias. Ya sólo encontrar el  tono adecuado para las canciones resultaba muy complicado para nosotros, y, ni que decir tiene, entonces éramos bastante inexpertos en cuestiones de producción, etc. Como muchas bandas noveles,  nos conformábamos con poder grabar canciones y llevar a la práctica nuestras ideas del mejor modo posible… A Peter se le daba bien hacer canciones simpáticas, y Bryan era mejor entrando en terrenos más ‘experimentales’, así de simple.

TSWL: De hecho, cuando Franz Ferdinand irrumpieron en el panorama musical, lo hicieron sin esconder sus pretensiones de hacer “música para bailar”. Es algo que también encontramos en vuestra música, y está claro que los singles más evidentes de “Underhanded Romance” (“Lay Down Your Weapons” o “Ghetto Ways“), apuntaban hacia la pista de baile. ¿Creeis que esa actitud festiva es algo que ha podido perjudicar a la consideración de vuestro trabajo?

Robby:  Cuando me uní al grupo en 2002, los chicos estaban empezando a percibir que el público prefería su lado más desenfadado. Peter, James o Brian son unos tíos muy divertidos, pero creo que a la hora de componer, no se conforman con hacer la típica canción pop, y necesitan hacer algo que la “retuerza” en un sentido u otro. De hecho, muy poca gente ha podido escuchar sus primeras grabaciones: la mayoría de ellas sonaban a Mogwai. (¡!) Creo que el motivo es que ellos no habían roto aún ningún corazón… bueno, eso, y que aún no habían escuchado a The Make Up. En cuanto les descubrí a The Make Up, fueron más partidarios de hacer temas más bailables…

Eric: En mi caso, creo que el cachondeo fue uno de los principales motivos para unirme al grupo. Muchos otros grupos no saben hacer canciones serias con letras divertidas, y algunos ni siquiera parecen divertirse en el escenario. A nosotros, por contra, nos entra el ataque de risa en mitad de las grabaciones… y las dejamos así.

TSWL: Vamos con las novedades: los que os seguimos hace tiempo estamos al tanto de la publicación de un reciente trabajo, de título “Bangs & Lashes“, un disco que llega casi 7 años después del último ¿Qué vamos a encontrar después de tanto tiempo? ¿Hasta qué punto un descanso tan largo va a traducirse en un cambio de sonido?

P: Bueno, es gracioso que lo comentes, pero no ha sido tan significativo como puedas pensar. Podemos escribir una canción que no tenga nada que ver con nuestro trabajo anterior, que cuando Bryan la canta, el resultado acaba siendo bastante consecuente con nuestro sonido. Personalmente, creo que los mayores cambios tienen que ver con el estilo de producción, y la confianza con que cantamos. No buscamos hacer un disco “perfecto”, sino que nos concentramos más en darle un carácter. “Bangs & Lashes” está en un punto de equilibrio entre el encanto del lo-fi, y el brillo del sonido hi-fi. Es algo así como un 40 % “Bruno” (su disco de debut), 40 % “Underhanded Romance” y 20 % “Consumption Junction“. Porque, oh sí, “Consumption Junction” fue un disco autoeditado en 2009: el más rock que hemos hecho, y también el más desconocido 🙂

TSWL: Vamos entonces con “Marsha“. Creo que es -se trata de una apreciación personal- una de vuestras mejores canciones, y sin embargo (también me ocurre con “Save It Cory“) dudo mucho que haya sido escuchada como merece. ¿Qué significa esta canción para vosotros?

Bryan:  “Marsha“… esa canción me hace sentir como si tuviera otra vez 22 años. Suficientemente mayor para beber, pero sin esperanzas de hacerlo con gente sexy a mi alrededor… ¿Sabes? Nosotros no éramos la clase de tíos que frecuentaban las fiestas, no al menos hasta que entramos en la emisora de la universidad. Y de pronto, nos vimos rodeados por aspirantes a artistas y sus guapísimas amigas. Te voy a contar una anécdota: una vez, Peter y yo andábamos en una fiesta de la KCPR (la emisora universitaria de la Politécnica Estatal de California), picoteando algo mientras hablábamos con unas chicas llamadas Dana, Emily, y Allison (Gina fue añadida después a la canción, para que nos encajaran las iniciales con la transición de acordes: Dm, G, Em, Am). El caso es que realmente confiábamos que se interesaran por alguno de nosotros, y ni que decir tiene, hubiera sido increíble si simplemente nos hubieran dado un número de teléfono . Por desgracia, no teníamos ningún dinero en efectivo, ni maría, ni ningún misterio. En su lugar, teníamos zapatos de velcro de Wal Mart. Un amigo nos dijo más tarde que  las chicas pensaban que no teníamos una gran conversación, pero lo cierto es que la nuestra era mejor que la nula conversación de ellas, y así lo recogimos en el tema…

Y  ya que mencionas “Save It Cory“, esa canción trata de una persona a la que quise mucho, mucho. Ella era de Londres, y nuestra correspondencia era algo fantástico. Vino a San Francisco una vez, y nos acabamos enamorando en un bar mejicano. Lo cierto es que besaba fatal, pero chico, qué cartas… Se convirtió en el principal motivo para fichar por un sello británico. Pensé que tenía que verla otra vez, y finalmente lo hice: pequeñas escapadas, pero para mí eran de oro. El caso es que conforme sus besos mejoraban, la distancia entre nosotros empezó a pesar, cada vez más. Nuestro crucero imaginario a bordo del Barco del Amor acabó saliéndose de su ruta… Si te fijas en las guardas interiores de “Underhanded Romance“, verás la letra manuscrita de su mejor amigo: le pedimos que las transcribiera, mientras ella y yo nos enrollábamos a la vuelta de la esquina. Fue algo turbio (underhanded), y también una aventura (romance) para no olvidar.

TSWL:  Ya que lo has comentado, tengo que decir que me resulta muy curioso escuchar un sonido tan británico de una banda de California: de acuerdo, no todo va a ser psicodelia, pero sí que es cierto que resulta cuanto menos llamativa la clara influencia de Pulp (Aquí mismo, al escribir acerca de la soberbia “Next To Argyle“, no podíamos evitar hacer referencia al “Mile End” de los británicos). También en el plano lírico, versos como los de “T.G.E.A / Tina, Gina, Emily, and Allison / A little small talk is better than none / Such a pretty face with nothing to say” están a la altura de los más agudos firmados por Jarvis Cocker. ¿Os incomoda de alguna forma la unanimidad con la que la crítica señala esas influencias, o es algo que asumís naturalmente? ¿Sois tan fans de Pulp como podría parecer?

J: Voy a ser honesto. Al principio sonábamos como un cruce entre REM y The Flaming Lips (A Bryan le encantaban Michael Stipe & Wayne Coyne). El problema, sin embargo, es que Bryan canta en un tono de barítono que no encajaba en aquellas composiciones. En cuanto empezamos a componer pensando en notas que pudiera alcanzar noche tras noche, tuvimos que replantearnos el modelo… Y si hubieras tenido que elegir entre Anthony Kiedis (Red Hot Chili Peppers) o Jarvis Cocker, en la época del “Californication” ¿Con quién te hubieras quedado? 😉

TSWL: Para terminar, me gustaría que recomendarais a nuestros lectores una canción correspondiente a cada una de las categorías del blog.

* Revelaciones: una canción reciente que os entusiasma.

Tame Impala – “Apocalypse Dreams

* Canciones Escondidas: ese tesoro oculto que todo el mundo debería descubrir.

The Teeth – “Ball Of The Dead Rat

* Greatest Hits: Un clásico sin el que no podríais vivir.

The Clash – “Lost in the Supermarket

* Guilty Pleasures: supongo que no hace falta explicarlo.

Queen – “I Want to Break Free

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Marsha – Scissors For Lefty

  1. Una gran entrevista Sr. Helvética, me gustan mucho sus preguntas. Suenan muy majetes estos Scissors.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s