Home

Venga, voy a permitirme una chulada, que el blog cumple hoy dos años, y aunque este 26 de octubre me pilla con poco tiempo y menos ganas aún de hacer algo especial (todavía me duele la matada que me dí el año pasado con las cinco entradas consecutivas sobre Sparks, para lo poco exitosas que fueron), algo distinto hay que hacer: para celebrar el segundo cumpleaños de The Songs We Love, y de paso conmemorar  que hemos superado el número (escasito, lo sé, pero redondo) de las 50.000 visitas, lo que me he propuesto no es otra cosa que escribir sobre todas y cada una de las canciones publicadas por una banda británica de mediados de los 2000.

Suena a gesta ¿eh? Suena a esfuerzo titánico, a noches de insomnio frente al ordenador, a horas vertidas en las cubetas de las tiendas de discos de segunda mano con los dedos cubiertos de polvo… Nah… si os digo que se trata de un grupo que publicó la friolera de dos sencillos y una canción perdida en un recopilatorio,  antes de disolverse definitivamente, os daréis cuenta de lo poco meritorio del objetivo.

Seis: ni una más, ni una menos. Seis fueron las canciones publicadas por los londinenses The Be Be See (como juego de palabras, es bastante flojito, pero en lo que se refiere a su facilidad para ser encontrados en la red, es aún peor) antes de decidir que, por un motivo que no alcanzo a imaginar, era mejor dejar de existir como grupo que seguir regalando al mundo fantásticas canciones. Así que vaya, podéis respirar tranquilos, que esta no va a ser una de esas entradas por encima de las 2.000 palabras con las que este que escribe ahuyenta cualquier posibilidad racional de ser leído: serán seis canciones, lo prometo, y luego me encargo yo mismo de recoger los vasos vacíos, los restos de los ganchitos y los triangulitos de foie-gras de los que no hayáis dado cuenta.

Empezaremos por el principio: “You K Gold” daba título al primer sencillo que publicaron, en noviembre de 2006, los alegres Kkevin ‘BSB’ Retoryka, Phil ‘ATV’ Collins, Beth “CNN” Randow y Ross “History Channel” Gidney. En la nota promocional que acompañaba este lanzamiento, el cuarteto de Londres  se definía como un “motorik pop group” formado a raíz de su pasión compartida por el ajedrez, los blockbusters cinematográficos, los tabloides, la ropa de catálogo y la comida preparada; de forma análoga aquel primer tema reivindicaba, desde su propio sonido, su lugar en el pop de baja alcurnia. Resultón aunque poco refinado, bajo el evidente influjo del fish’n’chips servido por Pulp una década antes: eficaz, de cualquier manera,  en sus (loables) pretensiones de hacer bailar. Acompañaba al tema un segundo corte, de título “Discover E“, que si sorprende es por lo fiero que resulta al lado del inofensivo primer corte. Sí que es verdad que en alguna declaración de la época, la banda se reconocían influida por el pre-punk de los Stooges o The Velvet Underground, pero yo no diría tanto. Supongo -sólo puedo suponerlo, porque es el único tema de The Be Be See que hasta la fecha no he podido escuchar- que es en el tema “Eye T.V.” con el que participaron el recopilatorio “Future Love Songs” (Angular Recording Corporation, 2006) donde realmente la banda rendía un nada velado al “TV Eye” de Iggy Pop y los suyos: no podremos saberlo hasta que alguien, en alguna parte, suba un enlace del tema.

El caso es que en 2007, y de nuevo de la mano de At Large Recordings, el cuarteto publicará (ahora como Be Be See, sin artículo) la que será última referencia de su brevísima existencia, un segundo sencillo que es pura gloria y que, en un mundo medio normal, debería haber desembocado en un disco de debut. Nunca llegó ese largo, de modo que “Disney Eyes“, el single, será el canto de cisne del grupo: por lo menos podrán decir que lo dejaron en su mejor momento.

Las dos canciones que acompañan al tema titular dan buen cuenta de las posibilidades (¡también comerciales!) del grupo: “Radio Rental” es un número de rock vintage que no cuesta demasiado imaginar en la voz de, pongamos por ejemplo, Julian Casablancas, mientras que “Smart But Casual” se acerca a sonoridades más cálidas (¿os acordáis de “Female Of The Species“, de Space?) con bastante gracejo: tanto una como otra están muy lejos de ser material de relleno. Pero vamos ya con el plato principal.

Disney Eyes” es, con toda seguridad, la mejor canción jamás firmada por el cuarteto: es fácil suponer que ni el año de su publicación (2007 ¿dónde había quedado entonces el fulgor del brit-pop?) ni los disfraces de Parchís que se marcaba el grupo en las fotos promocionales (véase la que encabeza esta entrada) ayudaron a que esta pista con alma de hit se escuchara como merecía. Jarvis Cocker y los suyos vuelven a estar cerca, sí, y los tres minutos y medio que dura condensan todo lo que se puede pedir a un verdadero himno pop: la sensación de euforia, la simplicidad que no se traduce en simpleza sino inmediatez, las ganas de repetir cuando el baile se temina… Gustará a los que, como un servidor, tienen visiones celestiales cada vez que se ponen el “Left Alone Among The Living” de Spearmint. Y ahora, venga: a por los tres años.

Anuncios

12 pensamientos en “Disney Eyes – The Be Be See

  1. ¡Feliz Cumpleaños!
    Sé de qué hablas con lo de “esfuerzo titánico”, y las palabras se quedan cortas. Aunque por lo menos yo tengo un reto y una fecha de caducidad, y sé que después volveré a vivir… 🙂
    Por cierto, 2.000 no, pero 897 sí!

  2. Feliz cumpleaños!!

    Menudo archivo estas montando!

    La de canciones y grupos que me has descubierto y la de horas que he disfrutado!!

    GRACIAS

  3. Muchas felicidades sr Helvética!

    Y añadiría a The Divine Comedy como referentes de este grupo. Por cierto, como creo que eres del norte (sin mojarme), supongo que irás al BIME, no? ,-)

    • Gracias, Jordi: bien visto lo de The Divine Comedy.

      Lo del BIME me cae lo suficientemente cerca como para planteármelo (estoy en Pamplona), pero no sé si mis dos hijos pequeños iban a estar muy de acuerdo…

      Así que de momento me conformaré con una doble sesión de esa programación que los del In-Edit han regalado a esta pequeña ciudad: para el documental de Pulp ya tengo entrada, y para la segunda proyección, estoy a punto de decantarme por lo de Spandau Ballet.

      Y, de nuevo: ¡Gracias por tus comentarios!

      • Uyy, ya me dirás que tal el de Pulp. Lo ví ayer por la tarde (vivo en BCN) y sí, está entretenido y tiene momentos divertidos, pero le falta chicha, le falta historia.

        Y referente al BIME, una lástima, es un cartel un poco raro (ecléctico, aunque siempre me ha parecido repelente esta palabra), pero suficientemente interesante como para acercarse.

  4. Pues iba a felicitarte por estos dos años y por esas más de 50.000 visitas, pero he llegado a la queja de tus poco recompensandos artículos de Sparks (Será posible, si me he dejado la piel cantando “Suburbian Homeboy” en el coche para tu sobrino), y después ha sido el colmo que me vuelvas a recordar que disfrutarás de la peli de Pulp el viernes con la estupendísima Señora A.

    Querido Sr.Helvética: si miro hacia atrás estos dos años me veo leyendo mucho, escuchando mucho más, y luchando por ese 12 10% que me corresponde. A Tori Spelling te mando si no te compensa.
    Muac

    • Un 10 %, un 10 %, que te me despistas, accionista… A Tori Spelling, ni me la mentes, que la pobre el otro día se llevó un susto gordísimo con lo del ébola… bastante tiene la chica con lo suyo como para molestarle con minucias blogueras.

      ;P

  5. Felissidadeeeeees. Menudo curro te pegas siempre y qué bien lo haces tó. Dentro de unos años serás referencia. Si es que no lo eres ya. Das mucho gustirrinín. Que cumplas muchos más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s