Home

El 12 de noviembre de 2002 a las 12:49 envié el siguiente mail a la dirección de correo electrónico de Acuarela, el exquisito sello discográfico que con tan buen tino comanda Jesús Llorente:

De: ***** ***** [mailto:********@*****.com]
Enviado el: martes, 12 de noviembre de 2002 12:49
Para: acuarela@acuareladiscos.com
Asunto: Lost Weekend

¡Hola, gente de Acuarela!
Después de unos meses entre la sorpresa (¡Cinco pistas extra!¡Qué generosidad!)  y la extrañeza (mmm..podría ser, pero…¿No se han vuelto un pelín electrónicos?), me decidí a investigar en internet. El caso es que el disco -que ha resultado ser de Vitesse- me gusta bastante, pero ¿Ahora qué hago? ¿Me mandais el tracklist y el título del disco de Vitesse? ¿Os mando el disco mal tostado y me mandais el EP de Clientele? ¿Me gustará tanto el verdadero “Lost Weekend” como el primer disco largo que sacaron? ¡Espero noticias vuestras! Muy agradecido por vuestra atención (y por el trabajo que haceis):
*****
P.D. ¿Llevais vosotros la distribución de For Stars?

Su respuesta llegó tan sólo 13 días después, y es esta que sigue:

Hola ******:
Gracias por tu mensaje. Si nos mandas el disco de The Clientele (el malo)
nosotros te mandamos el bueno…
“Lost Weekend” es estupendo y no puede defraudarte, estamos seguros!
Y sí, llevamos la distribución de For Stars…
Un saludo,
http://www.acuareladiscos.com

Nunca lo hice. Nunca envié aquel disco que yo había comprado por correo como el EP “Lost Weekend” de mis adorados The Clientele, y que sin embargo estaba tostado por error con la música de los estadounidenses Joshua Klein y Hewson Chen: Vitesse. No lo hice, pero no fue ni por desidia, o por ahorrarme los gastos de envío: fue porque aquella música que sonaba al reproducir el CD me gustaba cada día más, y sobre todo porque no podía dejar de escuchar la última pista, una increíble versión del “Tunnel Of Love” de aquel grupo llamado Dire Straits que se supone que detestaba. Peor aún: pasados los años, acabé perdiendo (es lo que tiene prestar los discos…) esa simpática anomalía en mi colección de discos, y sólo entonces me di cuenta de lo mucho que extrañaba el synth-pop nebuloso e introspectivo de aquel grupo.

You Win Again, Gravity! es el título de ese álbum, el cuarto publicado por el dúo, después del exitoso (en cuanto a resultados artísticos, me temo) “What Can Not Be But Is…“. Su sonido (me estoy refiriendo a ambos discos) deambula por paisajes entre brumas, dibujados por cajas de ritmos hipnotizantes y parcas líneas de guitarra: emociones en voz baja que recuerdan (y mucho) a las que generan The Magnetic Fields en “Get Lost“, y que a los nacidos en este país no pueden dejar de traernos a la cabeza a los donostiarras Family.

Vamos a darle un repasillo rápido. Para empezar, ese “Instrumental” de apenas minuto y medio que en vez de sonar a principio de disco, suena a coda final, a epílogo: ya empieza a gustarme. “Just For A Night“, “Hunch“, “In Time” o “Small Gift” caen claramente del lado de Stephen Merrit, una referencia que será inevitable a lo largo de prácticamente todo el disco. No es la única: “Another Way” bucea con estilo en el synth-pop primigenio de New Order, mientras que temas como “Out Under Stars” o la preciosas “Unsolvable” y “Of All the Things That You’ve Done Wrong” (especialmente esta última, y qué título más chulo) lo pintan todo de plata. ¿De verdad hace falta que siga?: un pequeño disco para soñar mientras miramos caer la lluvia a través de los cristales.

Aviso final: si espoleados por el desmedido (y habitual, para qué vamos a engañarnos) festival de adjetivos laudatorios de esta entrada os da por acercaros por la tienda de Acuarela, a ver si el disco por un casual está a precio de chollo, la versión que hay que comprar es la suya, la de Acuarela. Si os pilláis la versión americana, editada por Hidden Agenda Records en ese mismo año, en Amazon o cualquier otro sitio, os vais a quedar sin premio gordo, y como pista 16 veréis que aparece una versión del tema de Hüsker Du “Green Eyes“. No es que esté mal, y tiene bastante mérito darle la vuelta así a un tema punk , pero si os habéis quedado como yo pillados con el giro que le dan a la conocida canción de Mark Knopfler, entonces ya sabéis: acordaos de pedir Acuarela. Oh, sí, por supuesto: volví a comprármelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s