Home

Si ahora estáis leyendo esta entrada, es porque han concurrido en el espacio y en el tiempo tres circunstancias:

1) Pese a lo que a los clientes se empeñan en sostener, el mundo no se acaba cuando te vas de vacaciones.
2) Las entradas programadas en WordPress funcionan como se espera de ellas.
3) Estáis frente a un ordenador, o sometido a la dictadura informativa de uno de esos móviles modernísimos que no dejan de avisarte de cosas que pasan continuamente.

Centrémonos en el punto 3, sin duda alguna el más interesante: vosotros estáis en casa, en el trabajo, en un sitio donde no pueden verse peces bajo el agua. Yo sí. Y si todo sale como planeo, a estas alturas debería de estar completamente tostado por el sol, absolutamente fibrado, decididamente atractivo. Lo dejaremos ahí.

Para compensaros de esa envidia que os corroe las entrañas (tranquilos, a todo cerdo le llega su San Martín, y cuando vosotros os vayáis de veraneo, yo estaré de vuelta con una depresión de caballo, escribiendo un post sobre ese himno al desaliento que es “Weight” de Mikal Cronin, o cosas por el estilo…) aquí va una entrada refrescante y que -me consta- más de uno recibirá con una sonrisa de complicidad. El compositor de esta archiconocida maravilla (no os fiéis del título: si tenéis más de 30 años, creedme cuando os digo que la conocéis) es Charles Douglas Goodwin (Doug Goodwin), un músico de estudio que trabajaba para United Artists. Supongo que si le dais ahora al play de abajo (¿Hacéis eso? ¿Le dais a la reproducción mientras os leéis el post? ¿Esperáis a terminar el ladrillo para comenzar la escucha?…¿¿Acaso os saltáis la parte del texto, en un sano ejercicio de salud mental??) no necesitáis esta aclaración que viene detrás de los dos puntos: la canción servía de sintonía de apertura para aquella gloria bendita de nuestra infancia que eran los escasos 20 minutos de “The Pink Panther Show”.

Pese a lo mucho que nos gustaban las psicodélicas aventuras del rosado felino, el inspector Closeau, el oso hormiguero y demás panda, con el paso de los años he podido contrastar con mis amistades que, viendo la secuencia que daba paso a aquellos fabulosos dibujos, todos sentíamos el terrible picor de la insatisfacción: en teoría no había nada que nos hiciera más felices que paladear los desternillantes minutos que teníamos por delante; el problema estaba en que, en el fondo, lo que todos los niños queríamos era SER ESE NIÑO: sí, el que conducía el Panthermobile.

El alucinante coche rosado fue diseñado por Bob Reisner, de acuerdo a la estética de finales de los 60, y construido por el mismísimo Jay Ohrberg. Para los que no sois unos freaks que usan internet para dar respuesta a los grandes dilemas de su juventud (yo sí), ahí va un resumen: Jay Ohrberg es bien conocido por haber fabricado los coches de cine y televisión más codiciados del mundo. El Coche Fantástico, el DeLorean de “Regreso Al Futuro”, los coches de Batman, o incluso el Ford Gran Torino de Starsky y Hutch: todos son suyos. Este es el hombre que puso ruedas a nuestros sueños, y el Panthermobile es el más extremo de todos.

El único modelo que existe del singular coche de la pantera rosa fue puesto a subasta  en 2011, y no sé si llegó a venderse, la verdad. Por un lado, está el hecho de que, 42 años después, necesitaba algunos retoques (el motor no funcionaba) y encima sus casi siete metros de longitud carecen de permiso de circulación por las carreteras públicas; por el otro el insuperable obstáculo que suponía un precio no apto para todos los bolsillos: andaba hace dos años por encima de los 100.000 euros…adiós, sueño infantil.

Acreditada en la versión que ha quedado para la historia como una interpretación de Doug Goodwin & Barbatsalos, y recuperada con bastante gracia muchos años después por aquella banda de risas y punk que eran Los Petersellers, “Pink Panther From Head To Toes” (o “Pink Panther From Head to Toe“, como se identifica en otras ocasiones) sigue sonando deliciosamente subversiva y trae a mi cabeza el recuerdo de aquel afortunado chaval, quitándose el casco para bajar del bólido rosa. O quizá sólo estoy tratando de engañarme, quién sabe: cualquier cosa con tal de no mirar al niño que, al otro lado de la pantalla, soñaba con convertirse algún día en alguien muy distinto al que soy ahora…

Think of all the animals you ever heard about,
Like rhinoceros and tigers, cats and mink,
There are lots of funny animals in all this world,
But have you ever seen a panther that is pink?

Think! A panther that is positively pink?

Well here he is – The Pink Panther, The Pink Panther.
Everybody loves a panther that’s pink,
He really is a groovy cat.
And he’s a gentleman, a scholar, he’s an-acrobat,

He’s in the pink, the Pink Panther,
The rinky-dink Pink Panther,
And it’s as plain as your nose
That he’s the one and only truly original,
Panther pink from head to toe.

Yes he’s the one and only truly original,
Panther Pink Panther from Head to toe!

Well now you’ve met Pink Panther, the pink panther.
Wasn’t he a panther ever so pink?
You’ve seen that he’s a groovy cat.
And what a gentleman, a scarlet, what a acrobat!

He’s in the pink, Pink Panther!
A rinky-dink panther,
And it’s as plain as your nose
that he’s the one and only truly original
panther pink from head to toes.

Yeah he’s the one and only truly original
panther, Pink Panther, from head to toe!

Aquí, la versión original del tema, un poco más larga que la que escuchamos por televisión.

Anuncios

8 pensamientos en “Pink Panther From Head To Toes – Doug Goodwin

  1. muy bueno el tema de la intro y el fin del show de la pantera rosa junto con la letra y por supuesto el panthermobile

  2. que buen apunte, te faltó un poco del tema de cierre, que si aparece en la musica que incluiste en tu post:
    Well now you’ve met Pink Panther, the pink panther.
    Wasn’t he a panther ever so pink?
    You’ve seen that he’s a groovy cat.
    And what a gentleman, a scarlet, what a acrobat!
    He’s in the pink, Pink Panther!
    A rinky-dink panther,
    And it’s as plain as your nose
    that he’s the one and only truly original
    panther pink from head to toes.
    Yeah he’s the one and only truly original
    panther, Pink Panther, from head to toe!

    • Muchas gracias por tu aportación, Wilmar. La verdad es que había incluido sólo una parte de la letra, conforme a la versión abreviada, pero viendo el interés que esta fabulosa canción de Doug Goodwin sigue suscitando, he actualizado la entrada para incluir la letra completa en su versión extendida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s