Home

Esta va a ser, con seguridad, una entrada muy breve. Y no, no se trata de que de pronto haya aprendido a controlar una incontinencia verbal durante tantos años alimentada, sino más bien que hay muy poco que contar de un grupo que aunque no lleva cascos de robot ni esconde sus rasgos bajo una capucha, se apunta a esta cosa tan modernísima de mantener en secreto su identidad, cual superhéroes enmascarados del pop.

De momento, y para que no parezca que me he vuelto un vago y ya no me curro los posts, ahí van un par de fotos del dúo, y algunas (muy pocas certezas) sobre la música que hacen:

El puto Instagram, cúanto mal ha hecho

Alguien conoce a este chico?

El caso es que no aparecerían por aquí si no fuera por las altísimas expectativas que (me) está generando el que será su debut: ya van tres de tres. Primero fue la delicada “Leave This Behind“, en febrero ya glosé por aquí las excelencias de esa nana de suave folktrónica llamada “Hidden Shelters“, y he aquí que acabamos de conocer la tercera canción de un dúo del que apenas conocemos algo más que sus iniciales, que la agencia que les representa es de Brooklyn -con lo que queda definitivamente descartado que sean de Ciudad Real-  y que su debut en formato EP (lo adelantábamos en aquel post, y ahora ya está más o menos confirmado) se llamará “Effort” y se publicará este verano.

Wonderkind” no propone nada demasiado distinto a lo que ya hemos podido escuchar de Lovelier Other, en realidad. Insiste en la fórmula Beach House meets Jónsi (Sigur Rós) que tan buenos (y escasos) resultados les ha dado, con la pequeña novedad de que da algo más de protagonismo a las cuerdas, tanto en la guitarra del inicio como en los arreglos orquestales del final. Todo en plan soñador, y todo tan absolutamente bonito que en estos días de sobres, preferentes, primas de riesgo  y canallas, resulta un pelín difícil creérselo, pero bueno: evadirse o morir. Y sí, muy probablemente, si este fuera un blog medianamente serio esperaría a tener algo más de información que ofrecer a mis fabulosos lectores, pero desgraciadamente, por mucho que lo intento, esto no acaba de ser un blog medianamente serio. En el caso de Lovelier Other, me acaba venciendo la debilidad por esos adormecedores arrullos electrónicos, la dulzura de esa voz, y el ansia por compartir una música que, en la medida en que la vida te deja, ayuda a que te acuestes con la sensación de que el día valió la pena.

Anuncios

3 pensamientos en “Wonderkind – Lovelier Other

  1. Muy bonita y relajada. Muy acertada tambièn la comparaciòn con Beach House en las melodías. Perfecta para amenizar la soporífera espera de monitores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s