Home

Seguimos con la repesca de 2012, descubriendo canciones que pasaron completamente inadvertidas (al menos, para mí)  y se merecen sin embargo un hueco en este catálogo de debilidades: de la mano del sello Domino llegó el debut  en formato largo de este trío de Minneapolis, titulado justamente como este post, “Colored Emotions“.

Night Moves son el vocalista (y guitarrista) John Pelant, el teclista Mark Ritsema y un tal Micky Alfanso que se encarga del bajo. La música que hacen es difícil de describir, y la verdad es que resulta bastante más eficaz pulsar el play que andar tratando de acotar los terrenos por los que andan. Venga, hagamos un esfuerzo: digamos que el disco se presenta con un envoltorio piscodélico y retro en estos tiempos en los que la dichosa etiqueta de “dream-pop” parece ser algo así como la llave que abre todas las puertas, pero ojito que estos mean fuera del tiesto. Y lo digo porque el disco está teñido de un cierto tono country que al final es lo que caracteriza el sonido del grupo, algo así como si Ariel Pink tirara más de slide guitar y armónicas, y menos de sintetizadores. Pero la referencia al hombre de la peluca rosa no es gratuita: ambas bandas parecen compartir el gusto por un particular  “lujo de los pobres” que explota el filón del sonido cacharrero,  con enormes resultados . Sirvan como ejemplo de lo eficaces que son en lo suyo canciones como “Headlights“, “Country Queen” o la estupenda “Old  Friends“. Y por supuesto, el tema que da título al disco, y lo cierra además de forma espectacular.

Colored Emotions“, y ahora me estoy refirirendo a la canción, deja un poco de lado los comentados apuntes country y se acerca incluso más a una suerte de soul psicodélico. Y lo cierto es que, si bien no se ajusta a la ortodoxia del género, la voz de Pelant resulta aquí particularmente incendiaria, y el resultado es francamente sexy. Sexy, sí,  incluso a pesar de la pinta de nerds que gastan (esos pelos, esas gafas …¿Soy el único al que ese bigote le recuerda al Gene Wilder de “El Jovencito Frankenstein“? ), y con un rollo twangy (un sonido vibrante, como el que produce una cuerda al ser pulsada con fuerza) muy chulo.

De modo que venga, a escucharla, a ver qué os parece: Fijo que a Dan Bejar (Destroyer) le gusta. Infecciosa a más no poder, e infectando a su vez con una cierta lascivia ese smooth rock de raíces americanas y setenteras que hace cinco años nos daba patrás, esta canción es la prueba irrefutable de que oiremos hablar  (y mucho) de los Night Moves en 2013. Y será con razón.

Un pensamiento en “Colored Emotions – Night Moves

  1. La estética es de traca, sí. Muy cinematográfica y con el evidente toque americano del que hablas. Interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s