Home

Chinatown” es justo lo que echo en falta en “Nocturne“, la continuación que el jovencísimo Jack Tatum ha dado en 2012 a aquel primer “Gemini” que tanto dio que hablar en su momento. A fin de cuentas, eran ésta y la soberbia “Live In Dreams” las que conseguían resquebrajar el cascarón monolítico y algo opaco del disco de debut, como unos rayos de luz de esos que de pronto atraviesan las nubes y te reconfortan con su tacto cálido en la cara. Y es que lo reconocible del estilo en principio no tendría que ser algo malo, pero sí que es cierto que finalmente acaba pasando factura a la hora de hacer cuentas, y de hecho consagra a Wild Nothing como motivo de discordia: mientras Pitchfork y otros medios encumbran el pop perezoso que caracteriza el proyecto, otros críticos manifestaban sin ambajes su aburrimiento más absoluto.

Ni tanto ni tan calvo: recurriendo al tópico, y contra la opinión de unos cuantos, creo que sí, que el primero era mejor,  y no se reduce a una mera cuestión de singles-o-no-singles. Se trata más bien de esa sensación al terminar el “Nocturne” de que recuerdas no muchas cosas del mismo, y de que aunque “Only Heather” o  “Shadow” no esconden en ningún momento su vocación irrefutablemente pop, quedan -es sólo una opinión- un escalón por debajo de las pistas enunciadas en el primer párrafo.

Chinatown” sí era memorable: el tema se sacudía las telarañas, rompiendo la homogeneidad de un sonido (buscadores de las críticas originales, abstenerse) deudor de The Radio Dept, Johnny Marr, y el pre-shoegaze de todo ese mogollón de Sarah Records, y la dichosa cassette C86, que si los de la NME cobraran un euro cada vez que alguien la cita, serían millonarios. En esta canción lo de “dream-pop” le va que ni pintado, porque las guitarras suenan efectivamente luminosas y soñadoras, aunque curiosamente en mi cabeza se asocian con algo del Bowie de los ochenta, y todavía no he dado con la tecla: se me ocurrirá algún día, de pronto, y me sentiré obligado a actualizar este post, ya lo veréis.

En fin, que si os va el jangly pop tan en boga últimamente (Beach Fossils, DIIV, etc), entonces probablemente picasteis con “Gemini“: un disco que gana con las escuchas y al que el único “pero” que puedo ponerle ahora mismo es la pésima distribución que está teniendo en España, y lo difícil que me está resultando comprarlo a un precio sensato. Hala, venga, a cabecear con los ojos entornados: dadle al play.

¡Y sin escribir “pop de dormitorio”!

We’re not happy til we’re running away
Clouds in your eyes
We’re nothing but the foggiest day

Anuncios

Un pensamiento en “Chinatown – Wild Nothing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s