Home

Repito con Pete & The Pirates, pero no puedo evitarlo: tengo una cierta debilidad por este grupo de pop hiper-vitaminado al que tan poco caso se le hace, por el horrible pecado de ser algo así como el revival de un britpop que la gente enterró hace tiempo (con un afán sólo comparable al de los chicos de Misfits, la serie, haciendo lo propio con su colección de cadáveres).

El caso es que a los de Reading los descubrí a través de una crítica del “Little Death” en Rockdelux, firmada por Kiko Amat. Supongo que este crítico y escritor tiene sus defensores y sus detractores, como todo en este mundo, pero a Kiko Amat tengo que reconocerle tres cosas: Una, que sabe de lo que habla, y para muestra el chorreo de nombres ignotos con el que el tío salpica un simple párrafo, casi siempre cosas rarísimas que sólo puedes escuchar si practicas el culto al vinilo más vintage y que nunca, nunca, estarán a nuestro alcance.. Dos, que tiene un estilo propio, una voz personal que hace que sus reseñas tengan un aire particular que, insisto, puede gustar más o menos, pero que es como una negrita sobre un número del listín de teléfonos. Y la tercera, y más importante: este tío consigue entretenerme escribiendo sobre música. Hace que me lo pase bien, y no le importa ser abiertamente subjetivo si hace falta, si con ello consigue transmitirte una sensación, en principio personal. Me divierte, y eso es mucho en un género demasiado proclive al tostonazo, la necesidad de demostrar lo puestísimo que esta el crítico en el tema en cuestión, y el simple desfile de nombres y etiquetas. Pero..¿Por dónde íbamos? Ah, sí, “Winter 1“.

La canción de marras pertenecía a su disco de 2010 “One Thousand Pictures“, menos brillante ciertamente  que el deslumbrante disco de debut, pero con momentos igual de disfrutables. Mantiene las señas de identidad del grupo: pop adictivo para ser disfrutado al instante, sin (¡Gracias!) demasiadas pretensiones, inconfundiblemente británico, y con la diana puesta en unos pies que no pueden evitar seguir el ritmo. Lo más novedoso quizás sea el reemplazo de esa energía britpop que ponía las guitarras del glorioso  “Come On Feet”  al borde de la taquicardia, por un ritmo ansioso en el que las baterías dobladas se llevan todo el protagonismo: aquí tampoco hay tregua. Pete & The Pirates podían haber sido un nombre más, perdido en la crítica del enésimo remedo de los Strokes sin gracia, pero han preferido ser divertidos. Mola.

4 pensamientos en “Winter 1 – Pete & The Pirates

  1. Este grupo también lo tengo muy asociado a ti, sobre todo a partir de Bilman tour.
    Me encanta, y esta canción es increible, de esas que, tengas o no el momento receptivo, hacen que se despierte el gusanillo en el estómago. Cuando suena el primer acorde (suelo tener el shuffle puesto) siempre digo: “BIEN”.
    Si hay alguien que no cante el estribillo que levante la mano (abstenerse fans de Shakira). No me canso, no me canso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s