Home

Lo primero que escuché de estos tales DIIV no me entusiasmó, la verdad: Se trataba de “How Long Have You Known”, una canción pop bastante resultona que, sin estar mal, te dejaba con esa sensación agridulce de que sí, que muy bien, pero esto ya lo habías escuchado antes. Y es que hay bastante fundamento en la crítica que a menudo se hace a todos esos grupos indies de dormitorio, con un pie en el lo-fi y el otro en aquel cajón de sastre en el que se ha convertido la etiqueta dream-pop, (y que a estas alturas vale lo mismo para hablar de Beach House que de My Bloody Valentine, pero bueno…). Hablamos, claro de los Beach Fossils en los que milita como guitarrista Zachary Cole Smith, de los Wild Nothing de Jack Tatum, y de todos esos grupillos indies de dormitorio que han convertido en virtud una suerte de pop legañoso y monocromático. En fin, no seré yo quien reniegue de cosas como el “What a Pleasure” de los primeros, o  maravillas como  el  “Live In Dreams” de los segundos, pero creo que el género estaba empezando a dar señales de cierto agotamiento, y la aparición en escena de DIIV ha caído como agua de mayo.

DIIV (pronunciado como “Dive”, pero escrito diferente para evitar problemas legales con otra banda de igual nombre) es el grupo paralelo del Zachary del párrafo anterior, más unos amiguetes. El grupo ha publicado este año su debut “Oshin“,en el sello de moda (Captured Tracks), y la verdad es que al principio me dio un poco de perecilla, precisamente por lo que comentaba al principio.  Claro que esto fue antes de escuchar “Doused“. Y es que esta canción se sacude todas esas telarañas shoegaze en los primeros cinco segundos, y luego aquello es un no parar: Son apenas cuatro minutos, pero no dan respiro. Con un brío más propio del post-punk que del género que esperábamos encontrar, DIIV suenan excitantes y excitados, y con el mérito añadido de hacerlo invirtiendo la ecuación habitual. Aquí lo importante son las guitarras, y la voz es tratada como un instrumento de acompañamiento, hasta el punto de que podríamos hablar de un tema casi-instrumental. Suena como un cruce entre aquella maravilla llamada “Holy Water” de Lower Dens (Nunca te agradeceré lo suficiente que me los descubrieras, P.) y el “Spring And By Summer Fall” de Blonde Redhead, con el que comparte más de un gen. En fin, no sé qué opinaréis vosotros, pero a mí el pulso desbocado de “Doused”  me sienta como una segunda taza de café: me pone espídico, pero me gusta una barbaridad.

6 pensamientos en “Doused – DIIV

    • Eh! Eso no vale, que no me entero. Con el euskera puedo hacer trampa y preguntar (Por cierto, Mog, no me tomes a mal, pero por lo que me dicen por aquí igual deberías plantearte volver al Euskaltegi…) pero lo del alemán es muy difícil: Ese idioma es para cantantes de ópera, dictatores, o españoles en paro. Y yo (de momento) sólo he conseguido aspirar a lo segundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s