Home

¿A quién quieres más, a tu madre o a tu padre? He de reconocer que la primera decisión a la hora de escribir mi primer post sobre este grupo ya no era fácil: ¿”Sails” o “Same“?  Casi que estoy agradecido de que mi cuñado me descubriera a esta banda neoyorquina a principios de 2012, porque si hubiera tenido que decantarme por una de las dos a la hora de hacer mis aburridas, largas y poco relevantes listas de final del año, lo hubiera pasado francamente mal.

Hooray For Earth son un trío de Nueva York que hacen un synth-pop bastante resultón, cuyo principal mérito hasta la publicación de “True Loves” quizá sea ese temazo de 2010 , a medias con Twin Shadow, titulado “A Place We Like“. Pero bueno, esta la guardamos para otro día, vamos a “Sails“.

Bastan los primeros diez segundos para darte cuenta de que aquello empieza bien: con un homenaje (vamos a llamarlo así, para no meternos en disquisiciones) a los teclados de aquel “Silent Shout” que convirtió a The Knife en los héroes electrónicos de 2006.  De algún modo, esas primeras notas ya dan unas pistas muy fiables de por dónde van a ir los tiros: pop electrónico, épica y excitantes fogonazos en la oscuridad.

La referencia más obvia quizá serían unos Depeche Mode circaBlack Celebration” o “Music For The Masses“, cuando los de Basildon conseguían sonar terriblemente siniestros, y al mismo tiempo, electrizantes e inflamables. Quizá no es tan evidente su similitud con cosas como “Time to Pretend“, una conexión que probablemente sólo existe en mi cabeza  y que no puedo dejar de hacer, con la diferencia de que el tema de Hooray For Earth no me acaba cansando, como si me ocurre con el omnipresente riff de los MGMT. Eufórica y pegadiza, esta canción es de esas que te tienen una temporadita un pelín obsesionado, aunque afortunadamente en el disco había mucho más a lo que prestar atención. Y acabo ya, que es mucho más interesante escucharla que leer sobre ella: ahora al menos sólo me siento en deuda con  “Same“.

Anuncios

Un pensamiento en “Sails – Hooray For Earth

  1. Yo también noto la conexión con MGMT, supongo que por esas bases rítmicas y esos gritillos que salen de vez en cuando, aunque vestidos de cuero negro. No conocía esta canción, mira qué bien. Y lo cierto es que, lo que casi más me tira es la parte un poco industrial chunga que tiene. Los caminos de Martin Gore son insondables…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s