Home

Así, a la primera, es muy probable que el trío que de Toronto que ilustra este post dé más pampurrias que otra cosa, y la verdad es que no tienen muchos puntos a su favor, por lo menos en lo que a mí respecta: para empezar, gastan una pinta de hipsters que asusta (la vocalista, Carmen  Elle, ha conseguido que me acuerde de esa siniestra figura llamada Jousi, el jurado de Supermodelo, al que había conseguido desterrar de mi mente sólo tras años de terapia), y luego está la cuestión esta de los nombrecitos-pero-en-mayúscula, con-diéresis-pero-en-vertical, sin-vocales-pero-con-un-5-en-lugar-de-una-s, y llevado a su más detestable extremo, nosotros-es-que-nos-llamamos-”Δ”, o “†”, o nos denominamos con esta foto. ¿Pero qué es esto? ¿Pero qué c****** está pasando?

Hasta aquí lo que no me gusta de D I A N A (así lo escriben en su perfil de Soundcloud, con bien de espacios entre las letritas); vamos ahora a explicar cómo han acabado en este templo del buen gusto, en este rincón gourmet de la blogosfera. Para empezar, tenemos ahí metido al saxofonista de Destroyer, Joseph Shabason, que muy probablemente (aún no tienen publicado su disco de debut, pero en principio llegará este año de la mano de Forest Family Records) no tenga que trabajar tanto como tuvo que hacerlo en el excelenteKaputt” de Dan Bejar, pero cuya presencia es de por sí toda una garantía. De hecho, suyo es el solo del saxo que podemos escuchar, alrededor del 3:05, en esta magnífica “Born Again“.

Otro punto a favor: la sedosa interpretación de Carmen remite a ese pop vaporoso de los 80, al que justificadamente se le colgó el sambenito de “elegante”: Sade, Roxy Music, etc. Incluso diría que en el estribillo me recuerda a la única Madonna que me gusta, la de aquellos primeros discos en los que la Ciccone se mostraba en plena forma (lo de ahora es sólo vigorexia), pero ojo, que esto no es un nuevo (otro) homenaje al mainstream de aquella década de la que hasta hace poco echábamos pestes, sino más bien a sus mucho más interesantes márgenes.

La canción tiene unas estrofas espectaculares: en ellas, el sonido pone un pie en el chillwave, pero más cerca de la definición que dio al término Toro y Moi, que de lo que firma Ernest  Green como Washed Out. En cambio, en el ya comentado estribillo, la cosa se arrima más a Twin Sister, ya reseñados por aquí: no pierde la elegancia pero aquello tira más hacia un soft-disco soñador para amaneceres contemplados desde un coche (en una película de John Hughes).

El tema dio bastante que hablar tras su aparición a mediados de 2012, e incluso  fue remezclado por este tal Doldrums, ahora tan de moda, así que hay una cierta expectación por ver qué da de sí el disco en ciernes. Si todas las canciones son como “Born Again“, estoy dispuesto a perdonarles todo: las pintas, las mayúsculas, lo que haga falta. Bueno, no: las mayúsculas, no.

About these ads

2 pensamientos en “Born Again – DIANA

  1. Pues a mi la voz de esta chica me recuerda más a la björk más moderada. Siempre me ha hecho gracia este grupo, que le voy a hacer.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s