Home

Si el cacharrito este de WordPress funciona como debería, entonces esta entrada hace el número 99. ¡Caramba! La verdad, no creí que llegara a las 100 en estos tres meses, pero ahí estan los números. Prometo que para celebrarlo sacaré ese post que llevo guardando en la nevera, prácticamente desde el día en que empecé con esta historia, y que la verdad, me hace una ilusión terrible publicar.

Vamos entonces con la canción nº 99: sigo escuchando el disco de ese dúo británico llamado Stubborn Heart que me recomendó Mog (ya sabéis, el-hombre-que-se-va-a-los-conciertos-a-NYC). Luca Santucci y  Ben Fitzgerald ya aparecieron por aquí a raíz de la estupenda “Starting Block“, recogida en el debut que les publicaron en 2012 los de One Little Indian, y a pesar de que la propuesta no deja de ser facilita, casi que les agradezco que no se pongan demasiado trascendentes: en cualquier caso, en desacuerdo con el aprobadillo pelado que les cascaron en Pitchfork.

Pues bien, si en aquella ocasión la cosa iba en plan dubstep-pop a lo Moderat (por cierto: vuelven en 2013), es imposible hablar de “It’s Not That Easy” sin pronunciar la palabra tabú: soul.  Ya está, ya lo he dicho.Y por favor, no os pongáis tremendos, que nadie está diciendo que estos tipos sean los Al Green o Marvin Gaye del siglo XXII, pero el género está ahí. La voz de Santucci se luce en todo su esplendor, más densa que la melaza, en un tema que parece creado para su lucimiento, si bien (esto tardé en descubrirlo) resulta que de eso nada, que la canción ni siquiera es suya: es una versión de un tema de unos tales Reuben Bell with The Casanovas, tan chula en el original que ya era difícil que a los Stubborn Heart les saliera mal.

Lo que me gusta mucho de esta versión es el tempo que le han dado: parece como si el mismo aire se hubiera hecho más denso (y sí, soy consciente de que es la segunda vez que utilizo ya esta palabra, pero creo que justo se trata de eso, de densidad) y todo fluyera más despacio. ¿Soy sólo yo, o a alguien más le viene a la cabeza un “Mezzanine” de Massive Attack al que le hubieran suprimido los ritmos trip-hop?

La interpretación de Luca es tan magnética que suena más desnuda de lo que realmente está, dejando en un segundo plano los arreglos (que los hay, y bastante bien resueltos, me parece a mí): el resultado es dulce, sexy, y  desde luego, nocturno. Pero ojito, que esto no es el “No Ordinary Love” de Sade, un fondo apropiado para el intercambio de fluidos corporales: aquí hay un poso tristón que no hay quien se lo sacuda, más aún si le prestamos atención a una letra que habla de lo difícil que puede llegar a resultar olvidar a alguien. Como mucho, y si nos ponemos en ese plan, para esa cosa rara que algunos llaman “polvo de despedida”. Y ahora, a darle al play, y nos vemos enseguida, en el post nº 100.

I know I’ll always think about you,
I’ve grown so used to you,
I just can’t make it without you,
It’s not that easy…. forgetting you

2 pensamientos en “It’s Not That Easy – Stubborn Heart

  1. Mira que conocía al grupo (gracias a tí, of course), pero no conocía esta joya. Gracias Diego, me la quedo. La voz y la sensación acuosa me han encantado.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s